09 agosto 2019

10 de Agosto : las flores de la hipocresía.

Se acerca, como todos los años, el 10 de Agosto, día de homenaje a Blas Infante en el Km 4 de la carretera de Carmona, donde fue asesinado. 
También, como todos los años, cada uno depositará su ramo de flores a un Blas Infante distinto y adaptado , siempre para descafeinarlo, a sus propias ideas que no eran -son- las de Infante. Basta leerlo para saber quien era y a qué aspiraba. 
Cuando un hombre siente, piensa y escribe a lo largo de su vida sobre un ideal, con un objetivo político , social y cultural, sus escritos y sus pensamientos evolucionan a medida que lo hace él mismo. Por ello, sus sentimientos y pensamientos sobre Andalucía están mucho mas acorde con “el Complot de Tablada” que con el Ideal andaluz, ese del que todos sacan las mismas cuatro frases complacientes -fuera de contexto- que les son muy útiles para demostrar que Blas Infante fue y pensó cómo ellos hubieran querido que fuera y que pensara. Ninguno de los que utilizan esas frases sueltas ha leído a Blas Infante, ni siquiera su Ideal Andaluz del que él mismo dice tuvo que dulcificar y moderar para poder seguir actuando y escribiendo sin que se le cortaran las alas a la primera. 
En Blas Infante había muchos matices, era un hombre complejo, intelectual, político y, sobretodo, un hombre humano y con una enorme sensibilidad social que vino a revolucionar lo andaluz, a contagiar a los andaluces y andaluzas, junto a otros hombres y mujeres, su pasión y sus ansias de revolución, de cambio radical en Andalucía, de denuncia de desigualdades e injusticias cometidas contra este país andaluz a lo largo de siglos en un contexto social, cultural y político en el que correteaban a su antojo, el analfabetismo, la opresión, la explotación y la marginación de todo un pueblo, al que sus clases dirigentes volvían, una y otra vez, la espalda para mirar siempre hacia Madrid y sus tierras, las que dan riqueza, fruto y autoestima, estaban en manos de terratenientes que trataba al jornaleros  andaluz como ganado – o aún peor- .
Infante era un hombre adelantado a su tiempo, muy adelantado a su tiempo e incluso al resto de líderes políticos nacionalistas porque su nacionalismo era el único de izquierda e integrador y su “pedid tierra y libertad” el grito mas revolucionario. 
El contexto es otro, pero esencialmente se repite, solo hay que mirar los datos actuales concernientes a la Andalucía del 2019.  
Por eso a Blas Infante lo asesinan todos los años en el mismo Km 4 de la carretera de Carmona muchos de los que , hipócritamente, hacen su entrega floral.  Lo volverán a asesinar mañana los que gobiernan con los que ultrajan su nombre. Lo asesinarán mañana los que ocultan su verdadera esencia a las y los andaluces en la historia que reflejan los libros de textos. Lo asesinaran mañana los que dulcifican su mensaje social y político para que este pueblo andaluz no logre tomar esa conciencia imprescindible para el avance y por la que Infante tanto luchó. Lo asesinarán mañana los que pretenden reducirlo a llevarle flores cada 10 de Agosto y dejar sus conciencias tranquilas y su “obligación oficial” cumplida, los que no han gritado ni una sola vez en su vida “Viva Andalucía Libre” en ningún acto oficial, quedándose en un folklórico “Viva Andalucía” a lo que añadirían con gusto “y Viva España” . 
Ignoran -o quieren ignorar muchas y muchos- incluso los que siguen diciendo España cuando cantan el himno- que aquel “Por España y la humanidad” se refería a una España Republicana, anterior a la dictadura franquista y a la de los azules asesinos de Blas. No es esta España la que Infante tiene en el escudo, es la España Republicana, que pedía federalismo, confederalismo y abolición de los poderes centralistas. Esa es la España del Escudo de Andalucía por si alguien quiere seguir adulterando el mensaje de Infante que sepa, que esta actual España no cuela , ni es la del escudo andaluz. 
Otro 10 de Agosto, el mismo calor, repitiendo un necesario ritual en el que debería haber mas calle y menos artificio. Para ello necesitamos esa imprescindible conciencia.
Allí estaremos todas y todos mañana, muchos incómodos y deseando que acabe el acto para no volver a pronunciar ni escuchar el nombre de Infante hasta el próximo año y para seguir borrándolo como puedan durante los 364 días anteriores. 
Allí estarán mañana los que gobiernan con quienes lo insultan entregando las flores más hipócritas que puedan entregarse en un acto porque el verdadero homenaje debería consistir en no gobernar con quienes desprecian al propio Parlamento de Andalucía. 
Allí estaremos, también, los que hemos estado siempre, años tras año - solos muchas de las veces- para recordar su asesinato y darle vida a su obra y a su pensamiento y ojalá pronto podamos también llevar flores a su tumba. Otra de las deudas pendiente con Infante. 
Allí estaremos mirando con él al futuro y nuestro grito de liberación seguirá siendo el suyo, el del Infante actual y revolucionario de “El Complot de Tablada”, el del Manifiesto de la Nacionalidad, de la asamblea de Córdoba y de Ronda, el del himno y el escudo y el de la bandera blanca y verde y seguiremos gritando con él, como aquel 10 de Agosto en el Km 4 de la carretera de Carmona: 

                                                ¡VIVA ANDALUCIA LIBRE!

01 agosto 2019

2 de agosto: profeta en verde y blanco

De nuevo nos llega Agosto que, a pesar del calor, nos deja la sangre helada a quienes no podemos olvidar tanta luz atravesada por balas de barbarie, por corazones de acero, por golpes en tu puerta, en la puerta de una casa donde habitaba la alegría, la música, la cultura, la esperanza, los sueños…

¡Blas Infante! gritaban mientras sonaban aquellos golpes bajo un escudo en el que se dibujaba una bandera verde y blanca. 

Hace 83 años de aquel 2 de Agosto y aún los golpes provocan el escalofrío y el sobresalto de la memoria. 

¡Blas Infante! 
Mas golpes en la puerta tras la que, atemorizada, se encontraba tu familia. 
Entraron y te arrancaron de cuajo la libertad  aquellos novios de la muerte y la oscuridad. 
No tardaron en ir a buscarte, ni siquiera había transcurrido un mes tras aquel canalla golpe de Estado. No tardaron en ir a por ti – a pesar de todos los líderes de la república, destacados comunistas , anarquistas y socialistas, a pesar de todos los sindicalistas de la CNT o la UGT… fueron de inmediato a por ti porque sabían lo que tu representabas y sabían que, contigo, se llevaban prisionera a una Andalucía que siempre estuvo amordazada y sometida y que necesitaban que lo siguiera estando. Como ha sido durante siglos. Durante muchos siglos.
Tu y la Andalucía que temían caminabais juntos delante de aquellos hombres de camisas azules y corazón de acero. No sé si lo presentías pero ellos sí sabían bien que no volverías jamás. Creyeron saber que no volverías jamás y que tu recuerdo se esfumaba a cada paso que te hacían dar hacia la calle Trajano. 
Como aquella paloma de Alberti, el poeta andaluz comunista, se equivocaban. Se equivocaron. 

Pero tu recuerdo no está en los actos oficiales , el de los hipócritas, los judas, los que solo saben de ti tu nombre, los que izan la bandera descafeinada en un mástil en el que les daría igual que ondeara otra y realizan la pantomima de un homenaje no sentido. No. Tu recuerdo no está en los bustos de los parques donde se han encargado que la mayoría no sepa quien eres o que, como mucho, han oído que eres el padre de nuestra Patria andaluza. Tampoco eso sirve a tu propósito porque desarticula tu palabra, oficializan un título para vaciarlo de contenido. Es la vieja fórmula humana que siempre funciona. 

Tu recuerdo está en lugares menos materiales, menos trajeados, menos rimbombantes, menos hipócritas y se guarda donde, por muchos intentos habidos y por haber, no lo pueden adulterar. Seguimos leyendo ridículos artículos de políticos y periodistas “cosmopolitas”, esos que desprecian el valor de la memoria y de tu lucha que no dan ni para la indignación, todo lo mas, le dedicamos una sonrisa... Ya tenemos aprendida la lección, ya no nos sorprenden ni nos enojan… son previsibles y llenos de lugares comunes. La nada.
Decía mi padre que eras un profeta, un ideólogo de la cultura y de las señas históricas de tu identidad para andar hacia delante, hacia la esperanza y el futuro, un hombre mas del mañana que del ayer y es cierto. Sigues siendo un hombre del presente y del mañana porque pocos como tú supieron adelantarse a su tiempo envuelto en el alma de este país andaluz que tiene en su lista de “pendientes” el coraje de levantarse de nuevo para exigir y ganar el lugar que le corresponde por justicia y por historia y darle una gran patada a la nostalgia , el sometimiento y la resignación. 

Te recordamos en este 2 de Agosto, sin complejos y sin tapujos, porque delante de aquellos hombres- novios de la muerte y de corazón de acero-  ibas tú, firme en tus ideas y en el amor  incondicional a tu nación andaluza y tú, te lo volvemos a decir hoy con la misma alegría con la que bautizaste tu casa de Coria,  sigues siendo el futuro de Andalucía. 

Viva Andalucía libre!

31 mayo 2019

RTVA , sector audiovisual andaluz y el manido erre que erre

No hay manera que la izquierda - a la que considero pertenezco- se entere. Que no hay forma. Siguen erre que erre con el Sector Audiovisual y la RTVA, como si fueran dos cosas antagónicas.
Ayer leí declaraciones en las que de nuevo - una vez mas- se desprecia a la producción ajena y lo que ésta representa en la economía andaluza, la cultura y la proyección estatal e internacional de Andalucía. 
No podemos quedarnos anclados en aquello de los “pata negra” porque , además que no representaban a la mayoría del sector -afortunadamente-  ya no son una realidad – excepto contadas excepciones como las que ocupan el horario casi al completo de la cadena perjudicando a todo el resto. Nada más. Por eso el discurso de la izquierda y el sector audiovisual hay que actualizarlo y limpiarlo de los clichés de hace décadas.  
Y ni se deben, ni se pueden enfrentar a los trabajadores públicos con los privados que son igualmente trabajadores.  ¿O pertenecen mas a la clase trabajadora unos que otros? Y no sólo a los trabajadores por cuenta ajena sino al tanto por ciento  -que son la mayor parte del sector- de trabajadores autónomos y pymes.  No podemos decir que estamos apoyando a las pymes andaluzas y hacer declaraciones como las de ayer sin aclarar lo que hay que aclarar y conocer. 
En Andalucía hay 300 empresas – pymes- que intentan salir como pueden- no sólo del horror que ha dejado la todavía no pasada crisis, sino que, a pesar de ella, han seguido levantando al sector y atravesando los malos tiempos haciendo un gran esfuerzo. 
Se sigue ignorando que avalan con sus casas – que son las de sus hijos e hijas y que casi se la juegan en muchos proyectos. Sin contar las noches en vela y el trabajo de 18 horas diarias para poder pagar los créditos. 
A grosso modo podemos contabilizar a 1500 trabajadores y 100 millones de euros de facturación entre todas las que siguen apostando por el riesgo de producir. Y una larga y magnifica lista de actrices y actores andaluces a los que la industria audiovisual andaluza y la producción ajena, en muchos casos, ha puesto en el candelero estatal.


A esto hay que añadir el negocio inducido de turismo, hostelería y toda clase de oficios relacionados con la construcción de escenografías, de vestuario, de atrezzos … etc. Un sector que no solo mueve euros y significa riqueza para Andalucía sino que , además, aporta difusión, conocimiento, historia, cultura…  que es riqueza inmaterial. 
Por cada euro que recibimos se devuelve a la sociedad en salarios, gastos e impuestos casi 5 euros. 
No es justo, ni corresponde a la verdad el calificativo de “pata negra” con el que se conoce al sector audiovisual externo a Canal Sur Televisión. Meter a todo un sector en el mismo saco y enfrentarlo a los trabajadores públicos de la cadena no hace ningún bien ni es inteligente.  Ni hay trabajadores audiovisuales de primera ni de segunda, o, en todo caso, serán de primera los que tienen asegurado su sueldo en la RTVA mes tras mes lo que no sucede en la producción ajena. 
Basta ya de reproducir discursos manidos que no corresponden a la verdad. Se lo digo a mis compañeros de coalición, a los que deben cambiar el discurso y a los que invito a consultar con quienes estamos en la misma senda y dispuestas siempre a informar desde dentro y desde el conocimiento y la experiencia para que las cosas cambien.  
Urge una reunión con los representantes del sector. 

02 agosto 2018

Otro dos de Agosto... Andalucía iba contigo



Estamos en tu patio, Blas, en este dos de agosto, frente a la puerta por la que vinieron a buscarte los hombres azules.

Ayer por la tarde, tenía la sensación de que las palomas blancas  que veo desde mi balcón, se recogían más de prisa, como si ellas también tuvieran memoria y recordaran los golpes en tu puerta y que los fusiles te estaban esperando en aquel agosto del 36.

Como todos los primeros de Agosto aprieta el calor pero no podemos evitar los escalofríos frente a tu puerta. 

Parece que estamos escuchando ahora esas llamadas azules, porque hace solo minutos, 82 años atrás, vinieron a buscarte y las casas tienen memoria.

Preguntan por ti. Tu sabes quienes son y a qué vienen. Mirarías a tu alrededor, a las fotos de tus hijos, tu mesa de despacho, tus libros… te levantarías mientras sigues oyendo voces y golpes en la puerta. Saldrías hasta este patio dejando atrás las salas que no volverías a ver, el suelo que no volverías a pisar.

Llegaste a la puerta y allí estaban ellos, con sus camisas azules, con sus ojos de hierro, con sus manos que no saben de temblores cuando sacan a un hombre inocente de su casa, porque son manos de asesinos sin almas.

Hay sollozos, abrazos… tu familia… no entienden que está pasando , tus hijos no entienden por qué llora su madre ni saben quienes son esos hombres azules que te alejan de ellos. 

Te arrancaron de tu casa un dos de Agosto con la intención de llevarte hacia la oscuridad de la muerte, del asesinato unos días más tarde. Pero tu llevabas contigo un universo de luz, de campos de olivos, de mares abiertos al mundo, de jornaleros sin tierra y de tierra fértil robada y maltratada, de ilusiones, de sueños que nunca pudiste ver hechos realidad.

No sé que sentirías cuando te llevaron Blas pero seguimos sintiendo escalofrío cuando recordamos este 2 de agosto. Ellos sabían lo que hacían, lo sabían tanto que fuiste de los primeros… y ¿sabes? Nunca me pareció extraño que fueras de los primeros porque llevabas contigo a Andalucía y eso era, precisamente, lo que querían detener. Representabas el mismo peligro que representas hoy y fueron a por ti con sus ojos de hierro, con sus camisas azules, con sus manos que no saben de temblores cuando sacan a un hombre inocente de su casa. No hacía aún ni un mes de aquel estreno del Himno que hoy es el nuestro y patrimonio de tu Andalucía, de nuestra memoria y nuestros corazones.

Se que hoy nos estarás escuchando cuando lo cantemos y se dibujara una sonrisa en tu rostro, esa que produce el saber que te detuvieron en vano.

Te fuiste con ellos y contigo de la mano iba tu país andaluz, nuestra nación andaluza.  El Guadalquivir fue testigo y por eso sigue intentando regar sin descanso con tu memoria esta tierra estéril de conciencia.

Ellos han desaparecido. No quiero dejar aquí el apellido del sargento que fue a por ti porque ya son solo unas camisas azules vacías, sin nadie dentro, porque nunca tuvieron dentro a ningún ser humano.
 8 Días pasarían hasta tu asesinato, como si el destino hubiese querido que vivieras un día por cada territorio andaluz, ocho calvarios, ocho misterios, ocho saetas de amor en tu pecho… el ocho del infinito como infinito es tu amor generoso que sigue sembrando esperanza desde Almería hasta Cádiz.

Los golpes en la puerta no les sirvieron de nada. No consiguieron detenerte aunque en este 2 de Agosto de 2018 siga existiendo el deseo de hacerlo y abandonarte en el olvido. Pero tampoco te van a detener por muchos golpes que den en tu puerta, por muchas llaves del silencio con las que quieren encerrar tu memoria  , porque estas en nosotros, porque aún hay andaluzas y andaluces de conciencia en esta puerta tuya, en tu patio de Coria, que te abrazan Blas, Andalucistas que siguen dando vida a tus palabras y enarbolando con orgullo y coraje la bandera y el legado que nos dejaste para siempre, la arbonaida que ahora tenemos en nuestras manos y que nunca dejaremos que la guarden en los cajones de la desintegración ideológica.

Los hombres azules ahora llevan trajes grises pero nosotros sabemos quienes son y les seguiremos enseñando esta verde y blanca, esta voz de un pueblo andaluz de luchas y de sueños. Ni la cultura oficial ni sus trajes grises oficiales podrán nunca apagar tu luz. No tienen brillo suficiente.
Quisiste que esta casa fuera la de la alegría, y con alegría te recordamos porque gracias a ti, hoy estamos hablando de este país andaluz de nuestros dolores y nuestros amores y continuando tu lucha, como podemos, como sabemos, con las herramientas que tenemos, persiguiendo horizontes liberadores, al lado, como tu, de los que no tienen nada y eso solo es motivo de felicidad.

Por eso en este 2 de agosto de 2018, un año once – tu sabes qué significa eso-  nos tienes en tu puerta para recordar, 82 años después, que no se puede matar un ideal y tu grito sigue vivo y siendo el nuestro y por siempre vivirá en nosotras y en nosotros, tus andaluces de luz.

VIVA ANDALUCÍA LIBRE!

Foto: Algunos miembros de Coordinadora de Sevilla ciudad - izquierda andalucista- y representación de Primavera Andaluza (Pilar González)








01 mayo 2018

Los "Alguien"



                                                                   


Al contrario que “los nadies” de Galeano, nuestros “alguien” son seres con rostro, con nombres y con una forma – quizás inteligente aunque no compartida- de pasar por esta vida.

Siempre me asalta este pensamiento en días como hoy, cuando por motivos de descontentos, de celebración de fechas simbólicas o de rabia contenida, la gente sale a la calle… la gente de casi siempre, que ya tienen mérito por no desfallecer en años ni cambiar estar ahí por una mañanita de playa y cerveza.

Nadie los reconoce excepto los amigos y amigas o/y compañeras/os de partido, sindicato, asociación, ciudadanas y ciudadanos anónimos…  pero ahí están, son todas y todos los que llenan las manifestaciones y las convierten en éxito sin que ello les reporte beneficio alguno, excepto – y es el mayor de todos-  saber que están haciendo lo que deben y les dicta su conciencia y su corazón.

Pero ¿Y los alguien? ¿Dónde están? No están. Mejor dicho, no están si tienen que ser gente que se mezcla con el resto sin destacar del resto. No están si no forman parte de la cabecera de alguna pancarta que sea titular repetido muchas veces en las noticias. No están si no tienen asegurado un micro y la foto con la prensa delante preguntando su opinión sobre el por qué están ahí. No están si no leen un manifiesto. No están si su presencia va a molestar al poder… al poder que saben que les da calor o les dará calor porque no dejaran de ser poder, en el gobierno o en la oposición. No están si no tienen la seguridad de que su presencia saldrá reforzada ante una gran parte de la opinión pública.
Después, en los escenarios, en los Goyas, en las alfombras rojas están siempre y son los más revolucionarios, los más “in” de los movimientos sociales, los que más acaparan las protestas escénicas en el photocall, los que protagonizan spots apoyando a lo que será poder seguro tras las elecciones… pero yo nos lo veo con la gente, yo no los veo mezclados en medio de las manifestaciones, yo nos lo veo defendiendo algo que no tenga luego una parcela de poder asegurada, yo no los veo nunca sin no van como “alguien”.

Será que entiendo poco de estrategia escénica.


Sevilla, Andalucía. Primero de Mayo 2018.